Proceso de impregnación

 

El proceso de impregnación involucra cinco fases clave:
 

  • Preparación de la pieza
  • Impregnación
  • Drenaje
  • Lavado en frío
  • Termocurado

 

closedloop


El Proceso de Impregnación

 


 

Preparación de la pieza

Antes de la impregnación, debe limpiarse y secarse completamente la porosidad del componente. Mientras que esto se puede conseguir mediante un proceso previo independiente, Ultraseal ofrece módulos para el lavado acuoso y el secado por vacío que pueden integrarse en el sistema.
 

Impregnación

Ultraseal International ofrece dos tipos de autoclave con el equipamiento de carga superior:
 

Sistemas de transferencia vertical (VTS)

Aquí, la carga queda suspendida en una cesta durante la fase de vacío antes de descender y sumergirse en el sellador. A continuación se libera el vacío, lo cual fuerza al sellador a penetrar en las porosidades. Las máquinas de impregnación basadas en VTS son de diseño simple y tienen un tamaño relativamente pequeño.
 

Sistema de transferencia del sellador (STS)

Aquí, la carga de trabajo se carga en el autoclave con el sellador en un tanque adyacente. Una vez el vacío ha sido extraído en el autoclave, se abre una válvula y el sellador se transfiere hasta el autoclave, quedando todos los componentes sumergidos. A continuación se libera el vacío, lo cual fuerza al sellador dentro de la porosidad , tras lo cual los restos de sellador sin utilizar regresan a su tanque original bajo vacío. Las máquinas STS son más simples de automatizar y se benefician de un sellador bien acondicionado gracias al periodo de tiempo que el sellador permanece bajo vacío. Para aplicaciones críticas, puede suministrarse un autoclave de presión, lo cual permite que el ciclo de presión se incorpore tras la fase de vacío.
 

Drenaje

El ciclo de drenaje involucra la eliminación del exceso de sellador del componente tras la impregnación. Un buen drenaje es esencial para reducir el "remanente" en el tanque de lavado en frío y limitar la cantidad de sellador que se pierde como residuo. Mientras que el drenaje estático es apto en algunas aplicaciones, el sellador puede que quede atrapado en bolsas o espacios dentro de componentes más complejos. Un sistema de drenaje rotativo hace girar físicamente el componente en su cesta para maximizar la eliminación del sellador. A continuación, este se recoge y se devuelve automáticamente al autoclave.
 

Lavado en frío

Tras el drenaje, los componentes se transfieren al tanque de lavado en frío para la eliminación del sellador superficial. Para componentes más complejos, se recomienda un sistema rotativo. La solución de lavado se bombea desde el tanque inferior hasta la cámara, pasando por encima y por la carga de trabajo en rotación, antes de regresar al tanque. La carga de trabajo no se sumerge, ya que si los componentes permanecieran en el agua durante el lavado, la contaminación de la solución de lavado se adheriría a los componentes y causaría posibles problemas de limpieza durante el curado. El peso y el volumen del medio de lavado que pasa por los componentes afecta en gran medida a la limpieza y el drenaje de la rotación subsiguiente minimiza los remanentes en el módulo de termocurado.
 

Termocurado

Este tiene lugar en un tanque independiente con agua controlada a un mínimo de 90 °C (195 °F). Para una productividad máxima, se recomienda el sistema rotativo. La tecnología rotativa, que ha sido patentada por Ultraseal, tiene lugar cuando la solución de termocurado se bombea del tanque al colector en la parte superior de la cámara. La solución rellena la cámara hasta un punto donde se encauza automáticamente hacia el desagüe inferior mientras que la cámara se rellena continuamente con solución filtrada y recalentada procedente del tanque de almacenamiento inferior. Este método no solo cura el sellador dentro de la porosidad sino que proporciona una acción de lavado final muy efectiva.