Selladores de impregnación de Ultraseal

 

Los selladores de impregnación por vacío son la solución permanente a la porosidad en la fundición de metales, ya que rellenan cualquier espacio con un material flexible pero estable, resistente a los ataques por calor, aceites o sustancias químicas.

A finales de la década de 1970, Ultraseal lanzó el primer sellador de impregnación de metacrilato, llamado PC504, lo cual supuso un cambio radical en toda la industria de la impregnación. 

 

Antes, los métodos utilizados para el sellado de fugas y de fundiciones porosas eran el silicato de sodio (cristal de agua), poliéster y resinas anaeróbicas. Estos presentan muchas desventajas: 

blocks

   

  • Requieren un gran trabajo
  • Experimentan una baja productividad
  • No ofrecen un rendimiento efectivo en determinados tipos de porosidad
  • En algunos casos, su uso resulta peligroso.

PC504/66 sigue siendo la marca de sellador de impregnación convencional líder a nivel mundial.

Ultraseal revolucionó aún más la impregnación por vacío con la introducción del sellador de impregnación reciclable: Ultraseal MX2 y, a continuación, con el Rexeal 100 .

Con los selladores reciclables se consigue recuperar hasta un 90 % de los mismos del tanque de lavado en frío, que de lo contrario se desecharían como residuos, y disponer de ellos para una reutilización inmediata.

Los selladores reciclables de impregnación por vacío de Ultraseal ofrecen:

  • Una reducción del consumo de selladores del 90 %
  • Rendimiento superior en comparación con los selladores no reciclables
  • Menores costes en impregnación
  • Ventajas medioambientales significativas: el exceso de sellador no se retira como residuo durante el lavado
  • Menor consumo de agua